Archive for 20 mayo 2008

La falsa seguridad del carril bici urbano

mayo 20, 2008

El colectivo Granada Vía Verde presenta el siguiente documento La falsa seguridad del carril bici urbano (capítulo extraído de Invitación a los colectivos ciclistas: reflexión acerca de sus reivindicaciones, Granada Vía Verde, Granada marzo 2008).

Se trata de un texto centrado exclusivamente en el análisis técnico de la supuesta seguridad del carril bici urbano, es decir, las vías ciclistas urbanas segregadas del tráfico (que no las vías reservadas); sobretodo para ciclistas inexpertos y niños tantas veces mencionados a la hora de justificar su construcción.

LA FALSA SEGURIDAD DEL CARRIL BICI URBANO:

1. INTRODUCCIÓN

2. EL MITO DE LA SEGURIDAD EN EL CARRIL BICI URBANO

-La lógica del tráfico

-Vías ciclistas segregadas urbanas

-Carril bici urbano

-Acera bici

-Vías ciclistas reservadas

-Carril bus ¿vía segregada o vía reservada?

-La seguridad, la lógica del tráfico y las vías ciclistas segregadas urbanas

-Manual urbano de seguridad ciclista

-La pacificación del tráfico y la dependencia estructural al transporte motorizado de personas y mercancías

3. EL MITO ECOLÓGICO DEL CARRIL BICI URBANO

4. CONCLUSIONES FINALES

5. BIBLIOGRAFÍA

“Las infraestructuras de tipo segregativo juegan un papel reducido (incluso negativo) en cuanto a la seguridad. Son muchos los estudios [Wachtel & Lewiston, 1994; CETE de l’Est, 1984] que han demostrado que la valoración de los carriles-bici no es nada positiva en cuanto a la seguridad. El balance global es claramente negativo para los carriles bidireccionales. Un estudio reciente [Garder & Leden, 1994] muestra que – contrariamente a lo que creen muchos ciclistas – la valoración de las fórmulas segregativas es significativamente desfavorable, incluso más allá de las previsiones (pesimistas) de los expertos.” (JEAN-RENÉ CARRÉ, capítulo 2 del informe Projet Éco-Mobilité. Mobilité urbaine et déplacements non motorisés, Institut National de Recherche sur les Transports et leur Sécurité (INRETS). Francia, abril 1999. Traducido por Haritz Ferrando, Bicicleta Club de Catalunya. Texto completo en CONBICI)

“El camino escogido para el fomento de la bici a través de “infraestructuras” como el carril bici no solo no combate los problemas que genera el automóvil (ni es una parte del camino que nos lleve a ello, ni alivia sus males,…) sino que, además, es peligroso para los ciclistas y perjudicial para la propia lucha contra las causas del sometimiento del entorno a la lógica del tráfico motorizado: reduce las consecuencias sociales y ambientales del crecimiento del transporte a un debate social sobre la mera existencia o no del carril bici. Por otro lado, es otro sometimiento del espacio público a la lógica del tráfico. Dar por válida la segmentación del espacio público en trozos de calle para cada tipo de desplazamientos, es apostar por la pérdida definitiva de todas las actividades ciudadanas, públicas y gratuitas, que no sean desplazarse, básicamente, porque el espacio queda dividido en franjas de permiso para el paso, demasiado angostas como para proceder con el no movimiento o con desplazamientos transversales, en círculos, u otros que se puedan relacionar con actividades algo distintas (saltar la comba, juegos varios …), lo cual, te sitúa en una actitud contracorriente y enajenante”. (GRANADA VÍA VERDE, Invitación a los colectivos ciclistas: reflexión acerca de sus reivindicaciones, Marzo 2008).

DEFINICIÓN DEL CARRIL BICI EN LA WIKIPEDIA:
“[…]
Vías reservadas:
Son aquellas rutas en las que se permite la circulación de bicicletas (y normalmente también de peatones), pero no la de automóviles ni otros vehículos a motor. Ejemplos de vías reservadas ciclistas son las vías verdes o ciclovías a través de parques. En ciudades, podrían considerarse vías reservadas ciclistas aquellas calles peatonales en las que esté permitida la circulación de bicicletas.

Vías segregadas:
Son aquellas que transcurren a lo largo de una ruta en la que también circulan vehículos a motor, y que pretenden delimitar una porción específica del ancho de la vía para las bicicletas. Ejemplos de vías segregadas son los “carriles-bici” o las “aceras-bici”. Son muchos los estudios que muestran que las vías segregadas, a pesar de la percepción generalizada de seguridad que ofrecen, aumentan de hecho el peligro para los ciclistas en algunos cruces. Su construcción suele estar destinada a la promoción del uso de la bicicleta.

Vías integradas (o compartidas);
Son aquellas vías en las que los usuarios de bicicleta y los de vehículos a motor circulan por el mismo espacio, de acuerdo con las normas del tráfico comunes a todos los vehículos. Las vías integradas pueden recibir un tratamiento propio (señalización específica, calmado de tráfico, etc.) para facilitar la circulación de las bicicletas.

[…]

Seguridad:
Se ha hecho a menudo la distinción entre la seguridad subjetiva que las vias ciclistas proporcionan a los usuarios, y su seguridad objetiva. Mientras que las vías reservadas de diseño correcto mejoran la seguridad y el confort de los ciclistas, las vías segregadas urbanas introducen irregularidades en el flujo del tráfico que aumentan las demandas de atención y la posibilidad de errores tanto en ciclistas como en automovilistas y por tanto aumentan de hecho el riesgo y el número de accidentes de ciclistas”. (Wikipedia)

ALTERNATIVAS AL CARRIL BICI URBANO, SEGURAS Y RESPONSABLES:
-Pacificación del tráfico. La Ciudad de los Niños (Francesco Tonucci)
-(Holanda) Por seguridad, quitamos los carriles bici
-Manual Urbano de Seguridad Ciclista
-Ciudad Ciclista

ALGUNOS EJEMPLOS DE CÓMO SUCEDEN LOS ATROPELLOS EN CARRILES BICI URBANOS:
-Portland
-Santigo de Chile

Anuncios